De la abundacia del corazón habla tu Facebook

Share

¿Te has fijado en las publicaciones que aparecen en tu muro de noticias en Facebook? Es asombrosa la cantidad de vanalidades y basura que andamos publicando, compartiendo, y diciendo que nos gusta. Todo gira alrededor de la moda, de la sensualidad y de «uno mismo»… Pecado, pecado y más pecado.

 

¡No puedo imaginarme lo que siente Dios al ver todo esto! Lo peor de todo es que muchas veces nosotros somos tan responsables de estas cosas como esos amigos que no son creyentes. Lo que compartimos, lo que vemos, lo que «nos gusta» muchas veces no revela nada bueno.

 

De la abundancia del corazón habla la boca (Mateo 12:34), y también el Facebook.

Te presento algunas preguntas que te ayudarán a evaluar el uso de facebook y las demás redes sociales.

-¿Estoy invirtiendo más tiempo en las redes sociales que en cultivar disciplinas espirituales como orar, leer la palabra, predicar, etc?

– ¿Cumple lo que estoy publicando o compartiendo con lo que dices Filipenses 4:8? ¿Es verdadero? ¿Es honesto? ¿Es justo? ¿Es puro? ¿Es amable? ¿Es de buen nombre? ¿Hay alguna virtud en ello? ¿Es digno de alabanza?

 

-¿Mis publicaciones, chats y comentarios exaltan el nombre de Dios?

-¿Lo que publico da la gloria a Dios o me da gloria a mí?

-¿Estoy usando la redes sociales para ser de edificación o de tropiezo?

¿Sientes que te falta sabiduría a la hora de publicar en las redes sociales? ¡Tengo una buena noticia! El Señor nos promete que si vamos a Él y le pedimos sabiduría Él nos la dará…

Pero si alguno de vosotros se ve falto de sabiduría, que la pida a Dios, el cual da a todos abundantemente y sin reproche, y le será dada. (Santiago 1:5)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *