4 preguntas para que este sea su mejor año

Share

El 2020 está lleno de posibilidades, incluyendo nuevos comienzos. Aun así, mucha gente se queda estáticos en el mismo lugar, pensando que no van a poder lograr nada. Este año, saca un tiempo para pensar en lo que quiere hacer y cómo lo va a hacer.

Recuerda que Dios te dice: Esfuérzate y sé valiente. No temas ni desmayes, que yo soy el Señor tu Dios, y estaré contigo por dondequiera que vayas. Josué 1:9

Mírate en el espejo y pregúntate, ¿Dónde estoy hoy?

¿Qué partes de tu vida son fuertes y vibrantes? ¿Qué áreas son a menudo descuidadas? Piense en todas las facetas de su vida hoy:

  • Profesión: Concéntrate en tu trabajo y en la búsqueda del éxito profesional.
  • La familia: Recuerde equilibrar tu vida laboral con tu vida familiar. De la única manera en que podrás ayudar a los miembros de tu familia a llegar al cielo es SIENDO su guía espiritual y para eso necesitas pasar tiempo con ellos.
  • Los amigos: Tómate tiempo para considerar relaciones significativas fuera de tu familia. Teniendo siempre presente “Que si no te va acercar más a Dios, tampoco debe alejarte de ÉL”.
  • Espiritualidad: Enfócate en los valores y creencias que dan sentido a la vida. En otras palabras fija tu vida en CRISTO y las cosas de arriba.
  • La salud: No olvides cuidarte a ti mismo, tu mente y tu cuerpo, juegan un papel importante en este trayecto.
  • Diversión: Piense en las actividades y experiencias que te traen alegría y te hacen reír.

Si no está seguro de dónde te encuentra hoy en día, pregúntale a los que mejor te conocen. ¿Escucha las señales sutiles sobre un área que necesita de tu atención? La advertencia de un médico, la falta de crecimiento en tu trabajo o compartir con un amigo que hace años que no vez, pueden ser datos importantes que debe considerar en el 2020.

Repite lo que te funciona, pregúntate, ¿Qué me ha ayudado a cambiar antes?

¿Cómo te recuperaste de un contratiempo personal en tu punto más bajo? ¿Qué te ayudó a progresar y a alcanzar tus metas? Se muy específico y usa las estrategias que te han funcionado antes.

La única manera en que puedes sentirte cómodo con las grandes decisiones es a través de la información. Cuanto más grande sea la decisión, más necesitas saber.

De manera personal, suelo investigar mucho en libros e Internet, pero le doy un gran valor a las conversaciones con expertos que puedan aportar conocimiento a mi situación. Esa es la razón por la que siempre recomiendo a las personas buscar ayuda con una persona que tenga mucho conocimiento en el área, sea espiritual, familiar o laboral. Eso te dará una visión exacta de que necesitas mejorar en tu vida.

Juegos mentales pregúntate, ¿Cómo puedo salir de mi zona de confort?

La mente es algo muy poderoso. Podemos hacer grandes cosas cuando nuestra mente está convencida de que podemos hacerlo.

Es una de las razones por las que Dios nos dice en su palabra “que sobre todas las cosas guardemos nuestro corazón (Mente)”. Conoce tus miedos y cómo puedes sabotearte a ti mismo sin saberlo. Y lucha cada día para vencer ese miedo. Pero, no lo hagas solo busca la ayuda de Dios para salir adelante.

Propósito pregúntate, ¿Cuál es mi razón?

La mayoría de los propósitos de Año Nuevo son bastante predecibles. Los propósitos más comunes son generalmente cosas como ponerse saludable y organizarse. La clave es entender por qué estas metas y otras realmente importan en tu vida.

Comprométete con metas específicas que se ajusten a las áreas que necesitan tu tiempo y atención, y que tengan un propósito más grande. Conoce por qué es importante hacer este cambio, en lugar de sólo querer perder peso u organizar tu oficina. Saber por qué aumentará la probabilidad de que te mantengas firme cuando se ponga difícil la carrera.

Encuentra lo que funciona para ti. Encuentra lo que es importante en tu vida y empieza a trabajar. Todo lo que se necesita es comenzar en Enero y terminar cuando Cristo vuelva.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *